Esclavos del tiempo

6 mayo, 2023 0 Por JLH

Los cambios tecnológicos de los últimos años y la disponibilidad generalizada de tecnologías portátiles obligan a reformular lo que antes eran unas fronteras claras entre el tiempo de trabajo y “mi tiempo”. Los riesgos de hiperconectividad pueden difuminar con mucha facilidad la separación del espacio-temporal entre la vida profesional y la vida personal-familiar. Esto requiere comportarse con un cuidado exquisito. Los expertos nos están avisando, desde hace muchos años, de los riesgos de la omnipresencia tecnológica.

En una lógica de la conectividad constante y de la obligación de disponibilidad permanente del empleado contemporáneo, el principio de urgencia se extiende a toda actividad. Aunque el día a día nos impide ser muy consciente, el instrumento más sutil de esclavitud del siglo XXI es el servicio de mensajería instantánea Whats-App. Es una muestra fehaciente de hasta qué punto está enraizada en nuestra sociedad esta perversa dinámica de la velocidad y con ella la dictadura de la instantaneidad.

La paradoja del tiempo moderno consiste en que sólo algunos colectivos privilegiados de empleados podrán gozar del derecho de desconectar mientras que muchos otros trabajadores, precarios y desprotegidos, deberán auto restringirse para poder sobrevivir. Estudios recientes demuestran que dos terceras partes de la población activa atiende comunicaciones de trabajo fuera del horario laboral, es decir, en la noche, los fines de semana y las vacaciones.

Una parte creciente de la doctrina judicial empieza a pronunciarse en el sentido de que el hecho de que el empleado deje de estar localizable no se puede considerar incumplimiento laboral. Menos todavía desde la perspectiva de la facultad disciplinaria empresarial.

En este contexto interpretativo incipiente, el proceso de adaptación de nuestro marco de relaciones laborales parece, por suerte, irreversible. Entre todos deberemos ir aclarando los innumerables puntos oscuros existentes.

Razonablemente, unos nuevos usos “humanizadores” de la tecnología irán implantándose en la sociedad. Esperemos que sean fruto más de la concienciación colectiva que de la euforia reguladora del legislador.

En FFACT, en el apartado TO THE EXCELLENCE encontrará un interesante cuestionario de 40 preguntas sobre “las habilidades directivas” que le ayudará a reflexionar sobre este importante tema.

Feliz semana a tod@s.