¿Se puede sobrevivir con éxito a un jefe tóxico? (I)

13 junio, 2020 0 Por JLH

Para que no nos traicione la semántica, echemos un vistazo a las consecuencias más significativas a las que nos induce un jefe tóxico. Depender de él nos provoca un estrés negativo derivado de, entre otros:

  • No poder recibir la formación, el apoyo técnico y la información necesarios.
  • No predicar con el ejemplo.
  • Convivir en un clima tenso e irrespirable.
  • Recibir con frecuencia un trato injusto.
  • Tener que ejecutar decisiones erróneas.
  • No alcanzar casi nunca los objetivos marcados.
  • Tener cerradas las líneas de promoción interna.

La mejor manera de solucionar este estrés producido por un jefe tóxico es no tener jefe. Esto es una obviedad. Pero, a menudo, uno no está dispuesto a convertirse en emprendedor ni a abandonar el actual puesto de trabajo por otro que tampoco garantiza un jefe mejor. Entonces, lo más conveniente es reconsiderar la estrategia que estamos utilizando para relacionarnos con nuestro superior. Existe una serie de rasgos que puede exhibir nuestro jefe que provocan que su comportamiento descarrile. Veamos algunos y también, ciertas sugerencias de la estrategia a seguir:

  • Suele ser volátil, con reacciones emocionales y tendente al bullying. Sugerencias: permanecer calmado. Reducir la intensidad de la situación. Esperar a que pase la tormenta.
  • Es alguien desconfiado, cínico, con actitud paranoica y desafiante. Sugerencias: apoyar nuestras argumentaciones con datos. No esperar que se confíe en nosotros. No cuestionar su opinión.
  • Precaución. Le asusta la crítica, odia el riesgo, es adverso a la innovación. Sugerencias: seguir los procesos. Moverse despacio. Para influirle, los “castigos” funcionan mejor que los incentivos.
  • No está interesado en los demás ni en sus sentimientos. Es inexpresivo y mal comunicador. Sugerencias: mejor comunicarse por e-mail que cara a cara. Respetar su privacidad. No ponerle nunca en evidencia.
  • Evita el conflicto. Es cabezota. Exhibe un comportamiento pasivo – agresivo y poco cooperativo. Sugerencias: no asumir que va a estar de acuerdo con nosotros o que nos va a ayudar. Incluso cuando lo parezca, es probable que esté fingiendo.
  • Exhibe un comportamiento arrogante, narcisista, es incapaz de reconocer sus errores. Sugerencias: es el tipo de jefe que necesita del halago y cuyo ego debe ser validado constantemente. Debemos evitar culparle o desestimarlo, especialmente en público.
  • Es carismático y utiliza su encanto para manipular. Se aburre fácilmente. Es impulsivo y suele arriesgar sin tener en cuenta las consecuencias. Sugerencias: seguirle la corriente y unirse a sus cotilleos, pero sin relajar nunca la guardia.
  • Es melodramático, exhibicionista. Busca llamar la atención. Tiene poca capacidad de concentración. Sugerencias: no competir con él por ser el foco de atención. Dejar que nos entretenga. Ser un espectador leal.
  • Imaginación. Es excéntrico y original, pero en absoluto pragmático. Tiene ocurrencias estrafalarias. Sugerencias: Mostrar entusiasmo ante sus ideas y centrarnos en la visión global. Hay que estar preparados para ejecutar sus planes, así como para recoger los pedazos después del fracaso.
  • Muestra un comportamiento obsesivo. Micro – gestiona a su equipo. Tiene standards imposibles de cumplir y, por tanto, un perfeccionismo contraproducente. Sugerencias: hay que prestar atención a la calidad. Mantener unos standards de trabajo muy altos.
  • Sus subordinados no están entre sus prioridades y anhela agradar a la máxima autoridad y a sus superiores. Sugerencias: lo mejor es demostrar nuestra lealtad, cumplir las normas y ayudarle a complacer a sus jefes.

Es casi imposible que un único individuo reúna todos estos rasgos. La mayoría de los directivos muestra en su comportamiento al menos tres de ellos. Saber identificarlos y actuar en consecuencia, es básico para que las relaciones con un jefe tóxico discurran con éxito, o como mínimo, que no sean estresantes.

En FFACT, en el apartado TO THE EXCELLENCE encontrará un interesante cuestionario de 23 preguntas sobre la organización general de la empresa, que le ayudará a reflexionar sobre este importante tema.

Feliz semana a tod@s.