La deseada financiación

28 marzo, 2020 0 Por JLH

Uno de los mayores quebraderos de cabeza de las PYMEs es la búsqueda de financiación para afrontar sus retos de crecimiento, ya sea debidos a la innovación o a su proceso de internacionalización. Otras veces proviene, simplemente, de la necesidad de subsistir. En varios posts, hemos ido comentando las posiciones de la banca. Desde el inicio de la crisis, en el lejano 2008, el crédito acumulado de la banca a las empresas ha caído más de un 33 %. Las clásicas puertas donde llamar para buscar financiación se han reducido. Todos hemos aprendido que las empresas, con una elevada dependencia de la banca tradicional, tienen mayores dificultades para superar una situación de restricción de créditos.

Esta situación ha provocado que las compañías se hayan visto obligadas a recurrir a buscar nuevas alternativas de financiación que complementen a las bancarias. Demos un sencillo repaso al ramillete de las existentes, en la actualidad, en el mercado.

  • Financiación colectiva de inversión. Con el soporte de internet, una empresa en fase de arranque o consolidación se puede financiar mediante la aportación total de ampliaciones de capital por parte de pequeños inversores y por importes relativamente pequeños. Un ejemplo de empresa que se dedica a mediar estas operaciones es
  • Ángeles inversores. Requieren un modelo de negocio contrastado, un mercado existente, buen potencial de crecimiento y un equipo humano multidisciplinar. Se procede también mediante una ampliación de capital a la que ellos aportan en su totalidad, también colaboran con técnicas de gestión y relaciones con proveedores financieros. Una de las empresas que se dedica a estos menesteres es Esade Ban.
  • Capital de riesgo o capital de inversión. También aquí la financiación proviene por una ampliación de capital que la suscribe y aporta totalmente la sociedad en cuestión. Este tipo de empresas está especializado en invertir en un sector empresarial característico. También suelen aportar contactos y herramientas de mejora en la gestión. Un ejemplo de este tipo de empresa mediadora es Caixa Capital Risc.
  • Financiación colectiva de un préstamo. Una PYME, con capacidad de generar caja, puede financiarse mediante un préstamo que suele ser de muchos inversores de poco importe, aunque también pueden ser grandes. En este campo actúa, entre otras, la empresa LoanBook.
  • Cesión de factures a cobrar. La empresa cede los derechos de cobro de unas facturas a otra empresa, no a un banco, con una base de inversores a su detrás, a cambio de un préstamo. Es importante la solvencia tanto del cedido como del cedente. Una de las empresas líderes en estos menesteres es Gedesco Services Spain.
  • Préstamos participativos. Los concede una empresa especializada. Las características básicas son: que sea una deuda subordinada, no se requieren garantías directas, en algunos casos esta deuda es convertible en capital, y una retribución fija y otra variable en función de la evolución de la empresa. Los plazos de amortización oscilan entre 5 y 9 años. Destaca por su volumen de operaciones la compañía pública Empresa Nacional de Innovación, S.A. (ENISA).

En FFACT, en el apartado TO THE EXCELLENCE encontrará un interesante cuestionario de 23 preguntas sobre “el exigible a largo plazo”, que le ayudará a reflexionar sobre este importante tema.

Feliz semana a tod@s.