La empresa policía

8 marzo, 2020 0 Por JLH

Desde hace unos diez años, en España, las empresas, constituidas como sociedades de capital, tienen capacidad de cometer delitos. Es decir, son responsables de los delitos cometidos en su seno por parte de los miembros de su organización. Estos delitos pueden ser varios, por ejemplo, la malversación, la corrupción, el cohecho, etc. No obstante, el legislador decidió premiar a aquellas sociedades que implementen internamente “medidas de vigilancia y de control” idóneas para prevenir delitos. El premio consiste en disponer de un eximente o de un atenuante de las penas.

Bueno, vemos que las empresas se han visto obligadas, para eludir o aminorar las penas de posibles delitos, a:

  • Diseñar e implantar modelos de organización y de gestión que incluyan las medidas de vigilancia y de control idóneas para prevenir delitos o para reducir de forma significativa el riesgo de su comisión. Con la advertencia de la Fiscalía General del Estado de “que no se consideran idóneos aquellos programas de compliance copiados de otras empresas”.
  • Crear, a sus expensas, la figura del “Compliance Officer”. Se trata de un organismo interno capaz de supervisar el funcionamiento y el grado de cumplimiento de los modelos citados de prevención de delitos. Tendrá poderes autónomos de iniciativa y de control para supervisar la eficacia de los controles internos de la persona jurídica.

De este modo se otorga al empresario una suerte de función policial. Las empresas han pasado de ser meros ciudadanos obligados a cumplir la Ley a ser policías encargados no sólo de vigilarse, sino también, llegado el caso, de denunciarse a sí mismo.

Si observamos con detenimiento la estructura de control de una empresa podemos constatar la existencia de varios planos de supervisión. En la mayoría de ellos su objetivo consiste en “cumplir o informar”. Cada uno de éstos está constituido por unos medios que provocan unos considerables costes internos. Echemos un vistazo a dicha estructura de control.

  • En un primer plano tenemos el control de la gestión operativa de la empresa. Los distintos directivos gestionan sus propios riesgos, establecen sus propios controles internos para asegurarse el cumplimiento de sus objetivos.
  • En un plano superior nos encontramos con la función de la auditoría interna, o el control de gestión, que se encarga de la función de control e inspección del grado de cumplimiento de las políticas y standards establecidos por la administración de la empresa.
  • En otro plano está situada la auditoría externa. En cuanto a la financiera, trata de certificar que los datos aportados por la contabilidad de la empresa son un fiel reflejo de su situación patrimonial, económica y financiera. También se llevan a cabo auditorías externas de otras materias como pueden ser de calidad, medioambiente, riesgos laborales, etc.
  • En la actualidad, el Compliance Officer que hemos comentado, cuyo objetivo, recordamos, es el desempeño de las labores de información e investigación de los hechos que tengan que ver con la prevención de delitos y con el cumplimiento de las normas de la empresa.
  • Como colofón del control, podemos mencionar la responsabilidad de los administradores o del consejo de administración de la empresa consistente en dirigir la marcha de la empresa, supervisando y guiando la actuación de la dirección.

Ante esta costosísima estructura de control que soporta la empresa, nos preguntamos por qué todavía aparecen, a diario, la comisión de delitos y de malas prácticas llevadas a cabo por las compañías. Varias son las causas:

  • No se ha adoptado un buen modelo de organización y gestión adecuado y completo que incluya medidas de vigilancia y control idóneas.
  • La supervisión del funcionamiento y del cumplimiento del modelo de prevención implantado ha sido confiada a personas que no han sabido, o no han querido, ejercer todas las funciones con eficacia.
  • Los autores individuales han cometido el delito eludiendo fraudulentamente los modelos de organización y de prevención.

En FFACT, en el apartado TO THE EXCELLENCE encontrará un interesante cuestionario de 23 preguntas sobre “lo jurídico”, que le ayudará a reflexionar sobre este importante tema.

Feliz semana a tod@s.