Los elementos que configuran el coste financiero

11 marzo, 2017 0 Por JLH

El coste financiero continúa teniendo un peso significativo en las cuentas de explotación de las empresas, a pesar de las políticas oficiales de mantener un tipo de interés casi rayando al cero.

La fecha valor

Los intereses no se calculan por la fecha del movimiento de la cuenta, si no por el criterio de valoración del Banco de España. Cada banco está obligado a facilitar esta información “en un tablón de anuncios permanente, que se situará en lugar destacado de forma que atraiga la atención del público y su contenido resulte fácilmente legible”.

Para observar lo magnánima que es la banca pongamos algunos ejemplos. El ingreso de cheques se abona el segundo día hábil siguiente a la entrega, mientras que los cheques pagados se cargan el mismo día de su pago. Los efectos devueltos impagados se cargan en cuenta el día de su vencimiento no el día de su recepción o comunicación.

Los distintos tipos de interés

Tipo de interés es el precio al que se paga el dinero que se toma como préstamo. Existen multitud de modalidades. Vamos solamente a enumerar las más usuales: nominal, preferencial, de referencia, medio, efectivo, fijo, variable e indexado, anticipado (del tirón), vencido, etc. Mediante resolución gubernativa se ha establecido que el tipo legal de interés de demora a aplicar en las operaciones comerciales en el primer semestre de 2017 sea del 8%. “Se fija como doctrina jurisprudencial que, en los contratos de préstamo sin garantía real concertados con consumidores, es abusiva la cláusula no negociada que fija un interés de demora que suponga un incremento de más de dos puntos porcentuales respecto del interés remuneratorio pactado”.

La tasa anual equivalente (T.A.E.)

Se trata de un tipo de interés expresado en tasa porcentual anual pagada por vencido, del total de la operación. Los bancos están obligados a publicarla. Uniforma la distorsión que tiene el tipo de interés según los plazos en los que se paga.

A todos los financieros les gustaría conocer exactamente cuánto va a costar exactamente una determinada operación con distintos bancos para comparar y decidir. El TAE no soluciona el problema ya que su fórmula no contempla una serie de conceptos que gravan su coste. Por ejemplo: los gastos y comisiones suplidos, los recargos, los gastos de apertura o iniciales, las comisiones que por distintos conceptos están presentes en todas las operaciones bancarias, los mínimos de comisión i de días de interés, y un largo etc.

EURIBOR (Euro Inter Bank Offered Rate)

Es el tipo de interés aplicado a las operaciones entre bancos europeos, es decir, el tipo porcentual que paga un banco cuando presta dinero a otro, con la finalidad de garantizar la solvencia del sistema. Su valor se actualiza cada día. Sólo se aplica en la eurozona y no en toda Europa. Las entidades financieras emplean diferentes tipos de interés según el plazo al que se prestan dinero. Por tanto, se puede hablar de Euribor a una semana, a un mes o a un año. Es un índice muy importante del mercado financiero, ya que el Euribor a un año es el tipo oficial de referencia más utilizado para préstamos en España.

Es un mercado cerrado, dirigido y controlado por las instituciones de la UE, al que sólo tienen acceso directo las entidades financieras. Las operaciones de los particulares, de compra o venta, se efectúan por medio de sus bancos. El banco que intermedia una operación por cuenta de la empresa, cobra una comisión que puede situarse entre el 0,25 al 1 % según volumen y “calidad” del cliente.

Las comisiones bancarias

Antes, los bancos obtenían sus beneficios por medio del llamado margen de intermediación, es decir por el diferencial del tipo de interés entre el dinero que prestaban y el que obtenían de los depósitos. Éste en la actualidad es insuficiente y exiguo. Todos sabemos que el tipo de interés actual del euro, está situado en unos niveles bajísimos. La banca, ante esta pérdida de ingresos que ha afectado su buena rentabilidad, se ha tenido que decantar por el aprovechamiento al máximo de los avances tecnológicos al objeto de reducir sus costes operativos. Pero no ha sido suficiente. Ha necesitado incrementar sustancialmente sus ingresos por la única vía posible cual es la de la aplicación de comisiones y otros gastos derivados de su actividad.

Cada banco fija las condiciones y características de sus comisiones. Es muy aconsejable que, antes de firmar cualquier documento, Vd. conozca de qué mal va a morir. No le dé pereza leerse con detenimiento y cuidado el clausulado del contrato y de preguntar todo aquello que desconoce su significado y transcendencia. Aparte, es muy conveniente que Vd. pueda comparar las condiciones entre bancos para decidir la que mejor le convenga. Para ello le aconsejo que trabaje con simulaciones en las que se obtengan los costes totales y no se limite a la simple comparación de los valores nominativos.

Cuatro consejos prácticos:

  • Pregunte a sus bancos qué comprende exactamente cada concepto que le cargan en cuenta o en las liquidaciones y cómo podría minimizarlo.
  • Negocie entre sus bancos las condiciones anteriores de forma que le apliquen las mejores.
  • Controle con minuciosidad cada liquidación de gastos revisando todos los conceptos aplicados.
  • Reclame de inmediato las diferencias entre lo aplicado y lo convenido. Seguro que ahorrará más dinero de lo que se espera.

En FFACT, en el apartado TO THE EXCELLENCE encontrará un interesante cuestionario de 23 preguntas sobre “el exigible a corto plazo”, que le ayudará a reflexionar sobre este importante tema.

Feliz semana a tod@s.