El comercio electrónico (I)

3 diciembre, 2016 0 Por JLH

Primera publicación: Doce de noviembre de 2016

El comercio electrónico, también conocido como e-commerce, o bien negocios por Internet, o negocios online, consiste en la compra y venta de productos o de servicios a través de medios electrónicos, tales como Internet y otras redes informáticas. Cada vez las empresas están recurriendo más a este sistema para acrecentar su volumen de negocio. En la actualidad estamos viviendo cómo empresas de todo tipo están invirtiendo fuerte para tener cada vez una mayor presencia en este canal, consiguiendo buenos resultados. Por ejemplo, Alibaba, la mayor compañía de e-commerce del mundo, registró un nuevo récord de ingresos durante el tercer trimestre del año, hasta los 4.640 millones de euros, un 55% más que el mismo periodo de 2015.

Varios son los temas relacionados con el comercio electrónico que las empresas que lo utilizan deben afrontarlos y resolverlos de una forma adecuada, ya que todos llevan en su seno un mayor o menor riesgo. Dos son los aspectos legales inherentes al comercio electrónico. Uno de ellos es la célebre protección de datos de las personas físicas y el otro los servicios de la sociedad de la información y comercio electrónico (SSI-CE).

Permítanos que hoy reflexionemos un poco sobre este último. Primero aclaremos conceptos. La ley que desarrolla este tema (Ley 34/2002 – 11/7) obliga a aplicarla a todas las actividades que se realicen por medios electrónicos y tengan carácter comercial o persigan un fin económico. En las mismas también se contemplan aquellas que suministren información u ofrezcan servicios de forma gratuita para los usuarios, cuando constituyan una actividad económica para su titular. Existe multitud de servicios gratuitos ofrecidos a través de Internet que representan una actividad económica para su prestador, por ejemplo, la publicidad, y, por tanto, estarán incluidos dentro del ámbito de aplicación de la citada ley.

Así tenemos que el prestador de servicios de la sociedad de la información estará obligado a disponer de los medios que permitan a los destinatarios del servicio acceder por medios electrónicos, de forma permanente, fácil, directa y gratuita, a la siguiente información: su nombre o denominación social; su residencia o domicilio; NIF; su dirección de correo electrónico y cualquier otra información que permita establecer con él una comunicación directa y efectiva. Además de los datos de su inscripción, para las sociedades, en el Registro Mercantil.

Las comunicaciones comerciales realizadas por vía electrónica deberán ser claramente identificables como tales, y la persona física o jurídica, en nombre de la cual se realizan, también deberá ser claramente identificable. Además, en los supuestos de ofertas promocionales, como las que incluyan descuentos, premios y regalos, deben quedar claramente identificadas como tales. Las condiciones de acceso y, en su caso, de participación, serán fácilmente accesibles y se expresarán de forma clara e inequívoca.

Queda prohibido el envío de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico que previamente no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por los destinatarios de las mismas. Lo anterior no será de aplicación cuando exista una relación contractual previa, siempre que el prestador empleara los datos para el envío de comunicaciones comerciales referentes a productos o servicios de su propia empresa que sean similares a los que inicialmente fueron objeto de contratación con el cliente. En todo caso, el prestador deberá ofrecer al destinatario la posibilidad de oponerse al tratamiento de sus datos con fines publicitarios o promocionales mediante un procedimiento sencillo y gratuito. Cuando las comunicaciones hubieran sido remitidas por correo electrónico, dicho medio deberá consistir necesariamente en la inclusión de una dirección de correo electrónico donde pueda ejercitarse este derecho, quedando prohibido el envío de comunicaciones que no incluyan dicha dirección.

En FFACT, en el apartado TO THE EXCELLENCE encontrará un interesante cuestionario de 23 preguntas sobre “la protección de los datos”, que le ayudará a reflexionar sobre este importante tema.

Feliz semana a tod@s.