Historia de una web de empresa

5 mayo, 2015 0 Por JLH

En abril de 2005, llegaron a mi empresa dos representantes de una organización que se dedicaba a crear páginas web de empresa, con la intención de venderme sus servicios. Su propuesta era introducirnos en Internet, un canal que estaba empezando a crecer y que nos iba a reportar un interesante incremento de nuestras ventas. Según ellos, la web de empresa iba a ser la clave de nuestro crecimiento.

Aprovechando la ignorancia que, sobre el tema, reinaba en aquella época, consiguieron que creyera todas sus promesas y comprara su producto.

A los pocos días de aprobar el presupuesto, apareció un técnico con el que trabajé la imagen a darle a la web de empresa, el logro, hizo algunas fotos, tomó unas cuantas notas y pasados 15 días disponía de la página y del dominio.

Basándome en la venta que me hicieron, tan solo debía esperar a que llegaran los clientes potenciales atraídos por mi estupenda web de empresa. Pasaron los meses y eso nunca sucedió. La web quedó allí y nosotros seguimos trabajando como lo habíamos hecho siempre.

¿Les resulta familiar la historia? Si se pasean un rato por Internet buscando webs de empresa verán que muchas de ellas llevan años sin que nadie actualice su contenido. Son las hijas de estas ventas en las que no se explicaba claramente lo que realmente supone hacerse un hueco en la red. Es un buen canal de venta, pero no es la panacea. Como todo proyecto que se precie, requiere de unos objetivos, un plan y una constancia.

Por suerte, a día de hoy disponemos de más información y muchas empresas aprovechan los recursos que ofrece Internet para mejorar sus ventas, optimizar sus procesos de trabajo, colaborar con profesionales capaces y motivados con lo que están haciendo,… Pero, como ya he comentado, disponer de una web de empresa sin más no nos ayudará a ser mejores que nuestra competencia.

Internet es un excelente canal que favorece la comunicación, pero exige esfuerzo, trabajo y continuidad. Sin estos compromisos puede llegar a ser contraproducente ya que demostramos desidia, rápidamente extrapola le a la imagen que proyectamos a clientes, proveedores y colaboradores.

En nuestro programa TO THE EXCELLENCE mostramos 23 preguntas referidas al «aprovechamiento de Internet» que le van a ayudar a reflexionar sobre esta importante área.

Feliz semana a tod@s